Planes_2012_15

Las universidades son entidades que se fundamentan en el conocimiento. Están integradas por personas que reúnen y suman varios perfiles: científicos, ingenieros, académicos, intelectuales, escritores y artistas que, cada día, desafían los límites de lo establecido en sus respectivas disciplinas y especialidades haciendo avanzar la ciencia, la tecnología, el arte o las letras. Junto a los técnicos y gestores que les dan soporte, constituyen la pieza central de las universidades. Son los protagonistas; su talento, ilusión y competencia determinan el devenir de las instituciones universitarias. Éstas sólo pueden establecer el marco general en el que sus integrantes conciben, crean, diseñan, experimentan, reflexionan. Nada más. Ese marco general debe, por tanto, definirse cuidadosamente, articularse en forma de planes y ha de ser coherente con el contexto de cada momento. La planificación estratégica de la actividad universitaria responde a estos requerimientos.

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) se ha beneficiado extraordinariamente de la visión estratégica de quienes la lideraron en periodos de gestión anteriores. En este periodo de gestión 2012-2015, más complicado por el contexto económico y normativo, hemos continuado con esta seña de identidad de nuestra Universidad. Pensando, antes de actuar; planificando, antes de asignar recursos; priorizando en definitiva. En este periodo, además, hemos dado un paso adicional al hacer explícita nuestra planificación estratégica mediante documentos formales aprobados en los órganos de decisión de la Universidad, todo ello alineado con las propuestas presentadas a la comunidad universitaria en el programa de gobierno.

En la primera parte del mandato se diseñaron dos planes de ajuste dirigidos a reequilibrar el presupuesto y la tesorería de la Universidad, abordando así el reto de la sostenibilidad financiera. Lo hicimos, además, de forma distinta al resto de universidades españolas, haciendo hincapié en la captación de ingresos respecto a la reducción de gastos. En la segunda parte del mandato pusimos en marcha el plan de fortalecimiento para impulsar las áreas centrales de la Universidad con los nuevos recursos obtenidos, abordando así el reto de la modernización recogido entre los compromisos de gobierno. Hicimos algo más con el plan de fortalecimiento: en lugar de situar los nuevos recursos allí donde estaban antes, los reasignamos para concentrarlos en las actividades estratégicas de la Universidad, posibilitando así actuaciones antes impensables, tales como disponer del plan propio de investigación más ambicioso y mejor dotado con el que ha contado la UCLM.

El esfuerzo de planificación ha sido enorme, pero ha merecido la pena. En estos cuatro años, hemos repensado la asignación de recursos en la Universidad y los hemos focalizado allí donde más pueden contribuir a mejorar nuestra posición relativa dentro del sistema universitario, en línea con las mejores universidades. Estoy convencido de que este es el camino por el que hemos de avanzar en el futuro como Universidad. Por esta vía, y aún por la más importante de todas: la de las personas, que son las que hacen la magnífica universidad que todos conocemos.

Miguel Ángel Collado
Rector